martes, diciembre 15, 2009

Colombia y el plan de choque tecnológico: ¿lo tiene? (parte 2)

Pero en Colombia no solo se insta a los mejores estudiantes a irse del país, sino que se crean plazas para la migración, y se implanta en los propios estudiantes las ideas de prosperidad económica en el exterior. No sabemos de plazas crecientes de empleos para carreras como ingeniería biológica, biotecnología, ingeniería genética, microelectrónica, robótica, nanotecnología… en nuestro país. Y eso hace que nuestros estudiantes universitarios tengan como finalidad última ganar en dólares o en euros, lejos de este país de “indios”, subdesarrollado, y con “pensamiento de pueblo”. Y ganar en dólares, o en euros, no necesariamente es malo, pero pensar que la única manera de prosperar es irse del país solo beneficia a aquellas naciones que importan esa masa crítica de inteligencia y la ponen a trabajar en función de su país. Obviamente, el panorama no necesariamente debe ser tan negro, y ser pesimista es solo el primer episodio del cambio, porque permite vislumbrar los problemas del país (hacer una radiografía interna del mismo) y entablar posibles soluciones.

Viajes
Antes que nada, el país debe entender, de una vez por todas, que su avance depende de manera CRÍTICA de la educación y, en el episodio actual, de la educación en estadios tecnológicos. En China, por ejemplo, el 40% de las graduaciones se dan en materias de ciencia y tecnología, y en la india el 30%. Las universidades no son un gasto del estado, son una inversión a largo plazo en materia de desarrollo económico y empresarial. Son inyectores y creadores al mismo tiempo de patentes que desembocan en empresas de valor agregado, generando empleo altamente cualificado y ampliando la “torta” económica que se establece en los territorios que poseen estas universidades. Ir a un campus No puede ser un lujo, debe ser casi una obligación, y no solo esto, debe ser subvencionada casi por completo por el estado en una comunidad sin capacidades de pagar estudios superiores. Recortar el presupuesto de la educación pública no solo es asfixiar la calidad de las universidades, sino que es casi un suicidio para el país. Los centros de investigación brillan por su ausencia, los impulsos por llevar los trabajos de los estudiantes a ser soluciones a problemas de la vida real se encuentra todavía en pañales. La unión entre la industria y la universidad, aunque parezca irónico, es casi inexistente, y menos aún lo es la formación en empresarismo, que apenas hace poco tiempo ha sido incluida en el plan de estudios de las principales universidades públicas del país. Estos aspectos negativos deben ser completamente revertidos. La seguridad de un país no se da cuando el gobierno invierte en su ejército, sino cuando invierte en la educación de sus ciudadanos, que generan más empresas y más impuestos, investigando en todos los campos, incluso en el ejército mismo (en caso de ser necesario).

Estudiantes protestando
Como segunda instancia, debe haber una fusión entre la gobernabilidad y la tecnología. Los centros de investigación del gobierno, en pro del estado mismo, deben usar la tecnología que sea necesaria para visualizar en términos numéricos y en tiempo real los avances del país. Toda esta tecnología debe aportar un sustento a una estrategia de desarrollo A LARGO PLAZO que se centre en las estrategias comparativas de nuestro país (aquellas características que por nuestra localización geográfica y nuestra historia, o por nuestra genética, nos pertenecen per se) y en las estrategias competitivas del país (aquellas que hemos desarrollado a través del tiempo y de la inversión en todo tipo), sabiendo que, en últimas, el objetivo fundamental de toda sociedad es el avance de la misma, la calidad de vida de sus partícipes y el bienestar del entorno en que se desenvuelve (y del que depende). Tener recursos no es una garantía de éxito, pero gobernarlos de manera eficiente a través de la tecnología, desarrollar su producción eficiente (¿Dónde está la robótica aplicada a la agricultura, si Colombia debería ser una sociedad tecnológicamente productiva por sus ventajas comparativas?) y generar beneficios a largo plazo a través de estas prácticas, nos podría acercar de una manera espectacular al camino de una nación desarrollada.

Robot agricultor
Como ultima instancia (aunque existan otras importantes que no toque acá por extensión), se necesita un cambio de paradigma individual. Ni somos “indios subdesarrollados”, ni somos “Narcotraficantes terroristas de nacimiento”. Somos personas con las mismas capacidades de cualquier otra en cualquier parte del mundo, con los mismos accesos a la información que el resto del mundo, y con la voluntad de hacer nuestro entorno más agradable. Nuestra finalidad como ciudadanos de este país no es ver desde lejos como se hunde, o basarnos en la idea de que somos “ciudadanos del mundo” para no hacer nada por nuestro entorno. Si vivimos en una casa, es inadmisible incluso para la familia más conservadora que uno no lave el plato en que come, o que al menos recoja la ropa sucia del cuarto. Acá a veces pasamos encima de la basura y no la recogemos porque “no es nuestro problema”, o porque “es problema del estado”, tenemos en las narices los problemas y las soluciones, pero vivimos en una zozobra y en una modorra que parecieran más una somnolencia generalizada. El patriotismo es aceptable siempre y cuando esté en pro de mejorar nuestras condiciones de vida, no cuando se usa como escudo político y como estrategia reeleccionista para atacar países vecinos y salir bien parado (…).

Nuestro objetivo es nuestro desarrollo y nuestro avance, no concentrarnos de manera paranoica en los problemas que nos aquejan. Y la tecnología es una herramienta magnífica en esta cultura plana, globalizada y comunitaria. Ignorar su presencia solo aumenta la brecha entre los países industrializados, y aquellos en los que vivimos. (La brecha tecnológica, tema de un futuro artículo)

Enlaces relacionados:

Colombia y el plan de choque tecnológico: ¿lo tiene? (parte 1)
Ingenieria robótica, una nueva carrera que propongo
La tecnología y la actualidad

1 comentario:

Mariano Rocha dijo...

Te dejo este comentario para hablarte de un tema que se que te preocupa, y es el hecho de que tengas pocas visitas, eso se debe a algunos factores que no has tenido en cuenta, no es que la gente no le interecen estos temas, el problema es que no te encuentran, hay millones de personas interesadas en lo que estas escribiendo, de hecho yo soy uno, y se que hay millones por que hay sitios que tratan temas parecidos y tienen muchas visitas y comentario, un factor importante es que tienes que darte a conoser en otros sitios muy populares, te dare algunas ideas de sitios que suelo visitar:
http://www.neoteo.com/
http://www.todopic.com.ar/
Tambien en periodicos como
http://www.elespectador.com/
http://www.semana.com/
Hay muchos blogs muy populares donde puedes dejar tus comentarios pidiendoles que visiten tu blog, y ademas debes de colocar cosas practicas asi no sean tuyas claro dandole el credito a quien se lo meresca, ademas puedes recopilar correos y enviar invitasiones via email, a pesar de todo esto puedes buscar mas informacion sobre como conseguir muchas visitas.

Saludos:
Mariano Rocha. Barranquilla Colombia