viernes, enero 27, 2012

Las 4 leyes de la robótica

Buen día.

Hoy hablaremos sobre un aporte que, a mi opinión, ha sido de los más importantes de la ciencia ficción al mundo real: las leyes de la robótica.

Isaac Asimov, padre de la palabra "robótica", "positrónico", "psicohistoria" y otras que ya no recuerdo (:P), tuvo la genial idea de redactar 3 leyes iniciales de la robótica (y una cuarta ley luego de mucho tiempo de escribir), derivadas de las preocupaciones por el autor frente al uso de una tecnología similar a la que él describía en sus libros, de una mala manera.



Las leyes de la robótica que Asimov describió, fueron la fuente de muchos de sus cuentos, en los que describía casos particulares en los que las leyes eran puestas a prueba (Muy entretenidos sus cuentos también, por si alguien desea leerlos. Para los interesados en la robótica, son de obligatoria lectura :D ). Lo más probable es que el autor haya proyectado en un futuro cercano qué podría hacer el hombre con artilugios electromecánicos dotados de comportamiento complejo, y para evitar posibles malos usos, haya hecho como Newton al abducir las 3 leyes de la mecánica bajo un árbol de manzanas.



Las 3 leyes de la robótica son las siguientes:

1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano, o por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
2. Un robot debe obedecer las órdenes de un ser humano, siempre y cuando no se contradiga la primera ley.
3. Un robot debe proteger su existencia, siempre y cuando no se contradigan las 2 primeras leyes.



Estas 3 leyes plantean casos curiosos. Por ejemplo, un ser humano puede decirle a un robot que se destruya a si mismo, y este no puede dudar en hacerlo. Eso evita sobremanera la posibilidad de usar robots en el campo de batalla. También significa que tener un robot con estas leyes equivale a tener prácticamente un guardaespaldas que velará en todo momento por la seguridad de su dueño y de todos aquellos seres humanos que lo rodeen, por lo que la raza humana puede tener un ejército robótico que le sirva como escudo frente a desastres naturales o ataques de "otras razas de organismos". Finalmente, al darle pleno poder al ser humano de hacer con su robot ( o con cualquiera, cosa que no es del todo buena) casi lo que desee, se pone a prueba la moral y la conciencia del hombre. Escenas como las vistas en "the second renaissance" de los animatrix, donde los robots se alzan frente al humano por su estupidez e inconciencia, no son del todo alejadas de la realidad si se observan las acciones que el ser humano a llevado a cabo con el poder que, por ejemplo, le da el dinero o la fuerza.

Una cuarta ley, posteriormente redactada, es llamada la ley cero. Esta ley versa así:

0. Un robot no puede dañar a la humanidad, o por inacción, permitir que la humanidad sufra daño.



La única forma en la que un robot puede matar un ser humano es si haciéndolo, protege la humanidad de un peligro inminente que solo puede ser solucionado eliminando a dicho ser humano. Cuestiones éticas surgen por montones ante la interacción de estas normas con el obrar humano. Sin embargo, los robots actuales son muy simples para que se puedan incluir estas leyes en sus cerebros o en sus rutinas. Por ahora, son solo un sueño, pero en un futuro, quizá tengamos nuestro propio "chobit" o robot personal a nuestro lado, de la misma manera en la que actualmente tenemos un teléfono celular, y es probable que queramos esas leyes dentro de nuestro acompañante electromecánico. Yo, la verdad, las querría :S



No hay comentarios.: